domingo, 4 de febrero de 2018

Erasmus+: formarnos desde una perspectiva 100% motivadora.

Nuestro proyecto KA101 nació desde el primer momento con la pretensión de generar un debate de análisis, de cambio y de reflexión entre todos los miembros de nuestra comunidad educativa. 
Ahora nos aporta su opinión sobre los proyectos Erasmus+ un joven profesor -con una solida formación- que está empezando su carrera profesional y apunta bien alto. Da la casualidad de que es hijo de uno de nuestros más veteranos compañeros, Cristobal Araque, uno de nuestros queridos conserjes. 


'ERASMUS +: UNA VENTANA HACIA OTRA REALIDAD'

            Desde que era un joven estudiante, siempre he fantaseado con trabajar en otros países, conocer su cultura, sus gentes y su idioma. Ya había oído hablar del programa Erasmus+; sin embargo, no fue hasta finales de este pasado noviembre cuando conocí con más detalle este tipo de programas.
            Asistí a las últimas jornadas sobre Erasmus+ en IFEJA para conocer más sobre esta opción en la enseñanza. Fui con mucha ilusión y curiosidad; reconozco que fue toda una experiencia.
            Como todo lo que merece la pena, llevar a cabo este tipo de programas no es sencillo. Lo primero que me sorprendió fue el volumen burocrático necesario para desarrollar cualquiera de las tres modalidades que ofrece este programa; pienso que sería muy recomendable, diría indispensable, recibir una formación específica para organizar y coordinar este programas en cualquier centro.
            No obstante, he de decir que lo que vino después fue muy motivador. Descubrí una perspectiva completamente revolucionaria para el profesorado y para el alumnado.
            Por un lado, tenemos la opción de intercambiarnos, como docentes, para impartir clase en otros centros de los países que se adscriben a este programa. Podemos, también, observar el trabajo que se hace en otro centro en el área de nuestra especialidad.
            Se mostraron todas las opciones disponibles en los tres programas de movilidad, sin embargo, estas dos últimas fueron las que más llamaron mi atención.
            Respecto a los alumnos, no solo pueden visitar un país y un centro nuevos, que de por sí es muy enriquecedor, sino que también tienen la oportunidad de conocer a otros alumnos y alumnas de su edad o similar, con diferentes inquietudes e idioma, todo ello, en un ambiente de compañerismo y colaboración del que solo extraen experiencias muy positivas a nivel personal y académico.
            La conclusión que extraje a raíz de estas jornadas fue que, más allá de las fronteras de nuestro país, existen métodos muy interesantes que pueden resultar muy eficaces en nuestro trabajo. Lo mejor fue descubrir que tenemos la opción de formar y formarnos desde una perspectiva 100% motivadora.



            Para finalizar, considero que el programa europeo Erasmus + supone toda una oportunidad de formación personal y profesional para alumnos y docentes. Tras las experiencias que varios centros mostraron en las pasadas jornadas en IFEJA puedo asegurar con total certeza que todo el trabajo requerido para organizar y coordinar cualquier modalidad de este programa merece muchísimo la pena, teniendo en cuenta todo lo que aporta este tipo de experiencias. 
        No puedo esperar a que me asignen a un centro de forma definitiva para poder ponerme manos a la obra.

Javier Araque Mediano
Profesor de Francés.
CEIP La Paz, Torrequebradilla.
Jaén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario